viernes, 11 de septiembre de 2015

Algunas anomalías en implantación de prácticas ágiles

La gestión ágil de equipos de trabajo es una clara tendencia en la industria. Este hecho en sí mismo está ayudando a impulsar el lanzamiento de nuevas iniciativas de implantación de prácticas ágiles. Sin embargo, la implantación del agilismo sigue siendo un gran desafío y el grado de éxito conseguido puede ser bastante variable.

Nota: en la literatura ágil el término más popular para referirse a la implantación de prácticas ágiles es "transformación (ágil)" y suele contraponerse a "adopción (ágil)" para enfatizar el hecho que se pretende llevar a cabo un cambio de fondo, no superficial. Sin embargo, aunque apuesto por dicha transformación ágil, yo prefiero utilizar un término menos elegante: "implantación de prácticas ágiles". La experiencia me ha demostrado que si bien la intención de cambio profundo (transformación) es lo ideal, una estrategia pragmática para conseguirlo normalmente conlleva la aplicación progresiva de prácticas ágiles (no todas a la vez), con posible aumento también progresivo de intensidad (más purismo en la aplicación de cada práctica) y posiblemente en convivencia con otras prácticas de ámbito más tradicional.

Con cierta frecuencia me he encontrado con algunas anomalías en la implantación de prácticas ágiles, ellas son:
  • Implantación "anecdótica". El comentario suele ser como el siguiente: "hicimos un proyecto de forma ágil, nos fue bien y hasta resulto entretenido, pero ahora seguimos trabajando como siempre". :-(.
  • Implantación "inconsciente": cuando se asegura que se está trabajando de forma ágil (incluso indicando un método ágil específico) pero se tiene muy poca argumentación respecto a qué prácticas se están aplicando y en qué nivel de intensidad, o cuáles prácticas explícitamente se han postergado en su aplicación, o cuáles simplemente se han descartado. Ser ágil implica estar aplicando prácticas ágiles, ¿cuáles o cuántas? ... eso ya es otra cosa, abierta a debate. Lectura recomendada: Midiendo (intentando medir) el nivel de agilismo
  • Implantación "limitada": cuando solo se ha implantado una o muy pocas prácticas ágiles, sin la intención de continuar con la iniciativa. Por ejemplo, muchos equipos se conforman con implantar un proceso iterativo e incremental para autodenominarse ágiles. El proceso iterativo e incremental es fundamental en Scrum y en Extreme Programming, pero ni es una exclusividad del enfoque ágil (la metodología tradicional RUP también sigue un proceso iterativo e incremental) ni tampoco es lo único que ofrece el enfoque ágil en cuanto a prácticas, el agilismo es mucho más que desarrollo iterativo e incremental. Es más, el proceso aplicado podría NO ser iterativo (como el propuesto por el método Kanban) y aún así ser totalmente válido como enfoque ágil.
  • Implantación "todo o nada": cuando un equipo trabaja algunos proyectos con enfoque ágil y otros con enfoque tradicional, de forma totalmente alternativa. Si bien existen prácticas excluyentes entre el enfoque ágil y el tradicional, no es muy sensato plantear el agilismo como un todo o nada. Hay muchas prácticas ágiles que podrían aplicarse de forma complementaria en un enfoque tradicional. Además, en general es inviable aplicar todas las prácticas ágiles a la vez, o al menos hacerlo en un plazo relativamente corto pues muchas prácticas requieren un esfuerzo de preparación considerable antes de su aplicación (por ejemplo, aplicar pruebas automatizadas).
El contexto de trabajo de un equipo está caracterizado por: su dinámica de trabajo y prácticas actuales, su experiencia en el dominio de los productos desarrollados, la relación con la parte cliente y en especial la relación contractual, el mercado objetivo, la tecnología y grado de innovación involucrados, etc. Para una implantacion exitosa es esencial conocer el contexto de trabajo y acorde a ello tener una estrategia de implantación de prácticas ágiles.

De nuestra experiencia en implantaciones durante estos últimos años hemos ido refinado una estrategia de implantación, la cual se concreta en nuestra Propuesta de Servicios de Implantación de Prácticas Ágiles.

Lecturas recomendadas: